Se un hombre.

Hay momentos en que parece que no hay nada mejor  que dejarse rendir,  de cruzar los brazos y dejar a la vida correr.  Pero ese es el peor error que ser puede cometer.

Es preferible desgastarse por los golpes de la vida que oxidarse por la pasividad.  Ya que solo con fricción se pule, con calor se templa y solo con ardua labor se hace el carácter.

Sin presiones, sin una atmosfera no hay cambios, solo abandono y podredumbre del ser.

Por eso no hay que dudar en tomar riesgos, de aventurarse a lo desconocido. Ser arriesgado sin ser temerario,  no hay que tomar riesgos innecesarios.   Es decir un balance entre confort y riesgos, el balance es mas difícil de mantener que solo dejarse llevar hacia un extremo.

Pero sus frutos con incomparables, donde hay medida y su sabor es dulce para quien lo logra de forma constante.

Porque la vida no es una victoria permanente,  es el éxito tras haber peleado derrotas, levantarse , aprender y seguir en pie, con la frente en alto.  Es por esto que la constancia y la perseverancia para aquellos que la desarrollan, llegan y destacan entre las multitudes.

Estas cualidades forjan el carácter, son hábitos que se llevan a lo largo de la vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s