Memorias (Melancolía)

Después de un evento que sacude los fundamentos de tu ser, llega un momento (al menos para mi) que se detiene la vida por unos instantes, una pausa para replantear la vida en la situación de quedar a cargo de una familia, proyectos.

Sin una persona que aporte ese plan B en caso de errar, no solo es perder a un progenitor y años después a un gran mentor y líder, es volver aceptar la realidad desde un escenario aun más radical.

A partir de la aceptación, usarla como medio de impulsarse al siguiente escalón, de seguir viviendo aun con mayor razón de superación, no solo por quedar a la cabeza, sino por ese espíritu de superarse como persona, de lograr esas metas que se planearon aun cuando eramos dos.

Hasta suena simple, la vida sigue…

Después de que la situación toma su  ritmo (diferente) y comienza la ejecución de los planes, los momentos de melancolía y esas pesadillas que te despiertan a las 3 am, tan lúcido como esa sensación fría en el cuerpo.

Algunas se recuerdan, otras queda esa sensación que te acompaña durante el día, entre estas memorias no solo son de la familia, sino también de ella.

Una sensación de soledad,

En la vida externa, la racionalidad fría es lo que necesita en el trabajo o en llevar a cabo los proyectos, las emociones son ese combustible que nos puede brindar ese plus cuando nuestras energías se han desgastado(temporalmente)

Por ahora solo quedamos dos.

Habrá más estas memorias en otro post (eventualmente)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s