Sexenio: Función circense

Los meses de julio, una nueva función que se repite en cines, radio, televisión e inútiles pancartas por toda la ciudad… vaya tiempo en que vivimos, reciben más publicidad que cualquier circo.

Donde un presidente espera aplausos y ovaciones por decir su plan de acción para combatir la corrupción, acción que debió de ser desde el inicio y no asignarla a un viejo amigo.

Payasos, deportistas y artistas como candidatos, con spots televisivos tan mediocres como sus propuestas, O más bien marionetas de los intereses del partido, como un ventrílocuo en un show para niños, donde esperan que todos aplaudan y rían, dando el voto en vez de propina.

Mostrando esa generosidad abundante en tiempos de “ponerse el cinturón” pero regalemos boletos de cine y televisiones, “pobres de nosotros que no hay recursos” que hay que limitar los fondos públicos por años, pero aplaudan por la permisividad de dar dinero a quienes solo lo gastan en verse como un príncipe de un cuento de hadas, mientras que sus estados se hunden entre asesinatos y pobreza.

Se enfurecen y amenazan cuando algunos medios muestran la ineptitud de acción o la magnitud de su corrupción, pero cuando resulta que el crimen es real juntémonos y veamos como le hacemos para aplacar la situación resulta que si estaban armados con RGB, “se nos paso, no había ocurrido, trabajamos en ello”

La ceguera y la prepotencia ante la realidad o los reclamos del pueblo, se pagan caro.

Aunque para adornar el pastel, los crímenes hacia las mujeres siguen al  alza ¿y que dice el estado? Nada.

Es lamentable que por machismo, sumado a lo “normal”, estos casos solo sean archivados y dejados al olvido. Municipios donde hay muertos cada decena de horas y todo es común, sigamos proclamando que la seguridad está presente, donde (como bien se dice) “no pasa nada”.

Triste ver un estado/sociedad en un decaimiento tan rápido, con una población indiferente y esa indiferencia acelera la descomposición.

Es visible que una parte de la sociedad se levanta en protesta en contra de las acciones de brutalidad que se comete, acciones de desaparición forzada, de ejecuciones de civiles y de reporteros que son solapados por la indiferencia gubernamental, aun con esta porción que se levanta la gran mayoría del pueblo permanece en un estado egoísta, donde con cualquier muestra de “bondad” ceden su derecho a decidir.

La mentalidad de “ya chingue” al obtener algún bien de forma gratuito, donde entre la tv y la ignorancia generalizada se enfrascan en su corta realidad. Aplausos y júbilo por unos centavos, por una función barata y frívola.

Pégale a la piñata (nación) con los ojos vendados, tal vez le atines o tal vez… la privatices en el camino, creyendo que la harás a lo grande (en beneficio público) o mas bien para quedarte con todos los dulces (beneficios). Ya será otro compatriota (pueblo) que recoja los sobrantes e intente hacerse rico.
Que se puede esperar de esta comedia dramática de gobernación, donde el fútbol es el orgullo/indignación de las masas, como opio. Se exige más del bufón que del gobernante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s